Las Administradoras de Fondos de Pensiones perdieron el 17% de los dineros de los trabajadores de abril a junio de 2011. Escandalosa baja en las pensiones afecta a más de nueve millones de chilenos.